miércoles, 26 de septiembre de 2007

FM digital: todos caben


Autor: Gabriel Sosa Plata

El Universal, 13 de Marzo de 2007

La digitalización de la radio abre una valiosa oportunidad para no sólo mejorar la calidad del sonido de las emisoras, sino también para abrir el espectro a nuevos jugadores en plazas tan saturadas como la Ciudad de México, Guadalajara, Monterrey y Tijuana. Esto es posible, a diferencia de lo que se pensaba, con el estándar estadounidense IBOC (In Band On Channel), el cual opera en las mismas bandas de frecuencias atribuidas actualmente a la radio de AM y de FM.

Gracias a la digitalización bajo la norma IBOC, todos los concesionarios y permisionarios de la radio (de AM y FM) en las ciudades mencionadas, cabrían en el espectro de FM (de los 88 a los 108 Mhz) y, por si fuera poco, aún habría espacio para nuevos operadores. De esta manera se podría satisfacer la petición del gobierno del Distrito Federal y de otras empresas e instituciones que desean tener frecuencias de radio en la capital del país.

Todo lo anterior es posible si se pusiera en marcha la propuesta formal que, bajo los auspicios del poderoso consorcio que desarrolló el estándar IBOC, iBiquity Digital Corporation, y la empresa fabricante de equipos de radiodifusión, Broadcast Electronics, presentó la semana pasada John Schneider a la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel) y a la Cámara Nacional de la Industria de Radio y Televisión (CIRT).

El IBOC, conocido comercialmente como HD Radio, es un estándar con el que las emisoras de radio pueden llevar a cabo transmisiones digitales, con una calidad de sonido similar a la de un CD en el caso de las radiodifusoras de FM y de FM en el caso de las estaciones de AM. Además, la tecnología permite un uso más eficiente del espectro radioeléctrico en la banda de FM al hacer posible que una frecuencia pueda ofrecer el sistema multicanal o multicasting (dos o tres canales por frecuencia asignada, lo que coadyuva a aumentar la oferta de contenidos).

En Estados Unidos ya son más de mil 200 radiodifusoras las que transmiten digitalmente, esto es, alrededor del 8 por ciento de las emisoras existentes en el país. De ese total, unas 500 emisoras ya transmiten en multicanal.

La propuesta para México consiste en que toda emisora tendría derecho de transmitir sus programas simultáneamente en modo analógico y digital. El modo analógico se transmitiría en su frecuencia asignada, sea ésta en la banda de FM o en la de AM. El modo digital se transmitiría exclusivamente en la banda de FM. Esto significa que las emisoras de AM, al menos en las grandes ciudades del país, no podrían transmitir digitalmente en esta última banda ante la saturación del espectro radioeléctrico, pero sí en la banda de FM.

La idea es que dueños o accionistas que tienen una o más emisoras de FM en la misma ciudad transmitan sus señales de AM en el sistema multicanal digital de FM. Por ejemplo, un grupo como Televisa Radio podría transmitir sus emisoras de AM (XEW-AM, XEQ-AM y XEX-AM) en los multicanales digitales de sus radiodifusoras de FM (XEQ-FM, XEW-FM y XEX-FM), con lo que todas las estaciones del grupo entrarían sin problema a la era digital. Los demás grupos radiofónicos tendrían el mismo beneficio.

Por lo que se refiere a grupos o instituciones que sólo tienen emisoras de AM o bien sus radiodifusoras de FM no son suficientes para alojar a las AM, se les otorgaría una frecuencia de FM, pero sólo para transmitir de modo digital, con el fin de que todas las emisoras tengan las mismas ventajas en el momento de llegar la digitalización a la radio. De esta manera, una emisora como Radio Educación, que no tiene canal en FM, podría recibir una frecuencia en FM y, por ejemplo, compartir el otro de los canales digitales a una emisora de AM del IMER.

Para dar cabida a todas las emisoras de AM y FM en la banda de FM es necesario reducir de 800 Khz a 400 Khz (de cuatro a dos canales) la separación que, con base en las normas técnicas, existe actualmente entre dos emisoras en operación en la FM en México. De acuerdo con Schneider, en casi todos los países del mundo, se ha reducido a 400 khz la separación entre dos emisoras que transmiten en la banda de FM. Y todo esto aún en la era analógica, como sucede, excepcionalmente, con Ibero Radio 90.9 y con Politécnico en Radio 95.7, en el Distrito Federal.

La propuesta avalada por iBiquity se basa en pruebas de transmisión realizadas en frecuencias intermedias no sólo en Estados Unidos sino en la misma Ciudad de México, sitio este último en el que participó la misma CIRT a través del Comité Consultivo de Tecnologías Digitales para la Radiodifusión, el cual tiene entre sus atribuciones la recomendación del estándar de radio digital terrestre para México.

El documento preparado por Schneider es exhaustivo, tiene incluso un plan de reparto de frecuencias para las ciudades de Tijuana, Monterrey, Guadalajara y el Distrito Federal, donde se demuestra que los planteamientos son posibles. Incluso en la misma capital del país se concluye que, aún incorporando a todas las emisoras de AM en los canales digitales de FM y las señales generadas en ciudades vecinas que alcanzan a captarse en el Distrito Federal, quedan libres cinco canales para nuevos concesionarios o permisionarios, mientras que en Tijuana, Monterrey y Guadalajara, habría, respectivamente, dos, 18 y 16 canales desocupados.

La novedosa propuesta tocará fibras sensibles en la industria radiofónica, ya que no todos los grupos quieren igualdad de condiciones en la era digital, pero también es cierto que hay otros, también muy fuertes (Radiorama, por ejemplo), que seguramente la avalarán. También es una alternativa que daría respuesta satisfactoria a las peticiones de futuros operadores, como el gobierno capitalino, empresas del sector privado e instituciones educativas. Si prevalece una visión de Estado en el tema, esta propuesta deberá ser considerada con toda seriedad. Volveremos al tema.

100 días… de debate

Ninguno de los compromisos de Felipe Calderón sobre telecomunicaciones a llevar a cabo en sus primeros 100 días de gobierno se cumplieron (radio digital, portabilidad numérica, nuevas emisoras de radio y televisión y convergencia plena). Pese a ello, Héctor Osuna, de la Cofetel, se suma a las cuentas alegres y, sin citar a la cabeza del sector, la SCT, asegura que en estos cuatro temas, el gobierno calderonista cumplió. Sin duda, visiones de dos mundos, uno que vemos millones de mexicanos y otro que tiene la mirada puesta en el canal de las estrellas.


Profesor e investigador invitado de la AUM Cuajimalpa. Columnista de El Universal y
coordinador del Consejo Editorial de la Revista Mexicana de Comunicación. http://radiomexicana.blogspot.com

2 comentarios:

Daniel Moreno Brito dijo...

El hecho de que todas las emisoras y estaciones de radio pertenezcan a una misma banda compartiendo lugar con todas las demás del mundo tiene aspectos positivos y negativos.

La ventaja que tendrán los usuarios se reflejará en la amplia gama de estaciones para escoger, dependiendo los gustos musicales o el contenido en el caso de los programas temáticos; sin embargo, entre miles de emisoras, el porcentaje que tendrán en audiencia cada una será muy poco, debido a la competencia mundial a la que se enfrentarán, convirtiendo a los trabajadores de radio en empleados comunes y no en iconos mediáticos como lo son la mayoría actualmente en el país respectivo.

Creo que es muy buena idea poder escuchar y compartir el radio con otros países, aún más cuando bandas como el am son poco recurridas por el público, pero creo que sería mejor conservar el formato del radio como se encuentra actualmente, no desapareciéndolo; y sólo dar este tipo de servicio nuevo a las personas que así lo quieran y lo paguen.

Alonso Roldán Ortegón (servidor) dijo...

Verdaderamente me impresiona la rapidez con la que la tecnología avanza.
Este aspecto de la radio digital me entusiasma en lo particular porque yo soy una de las personas que perdió interés total por la radio. Esto debido a que la música y los temas transmitidos no son de mi mayor agrado, siendo que me limito a escuchar rock progresivo. No existe en el país estación alguna que se especialice en progresivo, o al menos ninguna que yo conozca. Entonces, con la radio digital podría tener acceso a las pocas estaciones que le dan importancia a esta vertiente del rock.
Con respecto al avance tecnológico, considero que poco falta para que nuestras vidas enteras se vuelvan digitales. ¿Sería bueno o malo? No lo sé, esperemos a ver que sucede.