miércoles, 26 de septiembre de 2007

La radio en México, del uso militar a la diversidad



Roberto Ornelas publicará la historia de este medio en el FCE; EL UNIVERSAL tuvo transmisiones en 1923

Jorge Luis Espinosa
El Universal
Viernes 25 de marzo de 2005

A sólo cinco años de que Marconi descubriera (1895) que era posible transmitir señales a través de las ondas electromagnéticas y creara el mecanismo para la radiotelegrafía, en México se efectuó la primera transmisión radiofónica: una felicitación por el cumpleaños número 70 de Porfirio Díaz.

En el Bosque de Chapultepec, un grupo de telegrafistas e ingenieros colocó un transmisor y desde ahí envió una felicitación de viva voz cuyo único destinatario era el caudillo oaxaqueño, quien se encontraba en Palacio Nacional.

De acuerdo con el historiador Roberto Ornelas Herrera, esta transmisión se efectuó el 29 de diciembre de 1900, en la aurora del siglo XX, marcado por la diversidad de las comunicaciones y donde la radio sería el gran anuncio del porvenir.

Porque si bien durante los primeros 20 años de ese siglo la radio sería un medio utlizado por el gobierno y los militares con el único fin de transmitir mensajes e información, a partir de 1923, las primeras radios comerciales irrumpirían en el gusto de la población hasta convertirse en el centro de la diversión, como explica Ornelas Herreras.

En 1923 y con meses de diferencia, la cigarrera El Buen Tono y EL UNIVERSAL iniciaron las transmisiones con música. Por lo mismo la publicidad de la época hacia énfasis en los "conciertos" que podrían ser disfrutados ya en la comodidad del hogar.

"EL UNIVERSAL se asoció con la Casa del Radio, una tienda en avenida Juárez 72 que Raúl Azcárraga puso para vender los aparatos. Él vio que por ahí había un buen negocio y se dedicó a traer radios de Estados Unidos. La estación de EL UNIVERSAL se inauguró en mayo de 1923. Para esa ocasión le piden a Manuel Maples Arce que escriba un poema y éste se lee en la primera transmisión. Y se llama efectivamente El poema de la radio.

Antes, en 1921, y de forma totalmente casera, un médico creó su propia estación y logró transmitir una canción: Tango negro, cantada por su hija adolescente, como recuerda el historiador, quien añade que a partir de los 20 muchos jóvenes construyen sus propios aparatos de radio, tomando partes de aquí y de allá. Los jóvenes y la familia en general, explica el historiador, se convertirán en los grandes consumidores de sonidos. "Si en 1921 se tienen registrados 10 aparatos en la ciudad de México, en 1923 ya se habla de 15 mil receptores".

Los años de la investigación

El historiador se dedicó durante los últimos seis años a investigar en torno de los primeros años de la radio en México, lapso durante el cual descubrió no sólo la fecha de la primera transmisión de radio hecha en la República mexicana sino también la foto donde consta el hecho.

"Cuando se habla de la radio en México, uno inmediatamente se remite a los años 20, tiempo durante el cual surgieron las primeras radiodifusoras que transmitieron música. Yo empecé en esos años, pero poco a poco me fui yendo hacia atrás hasta llegar a 1900", explica el investigador, quien publicará esta historia de la radio dentro del tomo VII de Historia de la vida cotidiana en México, que actualmente edita el Fondo de Cultura Económica (FCE).

Ornelas Herrera refiere que cuando él empezó a trabajar en esta historia, las referencias a la radio en su primera etapa no musical eran sólo eso: algunos apuntes que daban cuenta de algunas estaciones y transmisiones.

En esos años era una zona casi desierta, pero recuerda que gracias al consejo de su maestro Aurelio de los Reyes, quien le dijo: "Investiga las transmisiones militares", fue como fue descubriendo esta historia y también fotos que hoy permiten tener la historia gráfica de aquellos primeros tiempos, cuando esa tecnología estaba lejos del hogar.